Congregarse

Somos una familia espiritual que se congrega regularmente.

Dios es una comunidad; Padre, Hijo y Espíritu Santo en completa unidad y en una mutua relación de amor y honor. Jesús vino para llevar a las personas a la relación de amor de la cual Dios goza. El congregarnos juntos con la iglesia para adorar es nuestra respuesta apropiada para Dios, su anhelo por nosotros, y es importante para nuestra salud espiritual.

Congregarnos juntos también significa que nos reunimos en una comunidad. Esta es nuestra forma de vivir fielmente, inspirándonos y ayudándonos mutuamente a ser activos en la vida de la iglesia (que es el cuerpo de Cristo). La vida en comunidad se vive participando en los diferentes grupos de la iglesia, pues es el lugar principal en el que nos formamos como discípulos que hacen discípulos.

Estudios bíblicos para leer: (En Español)