Crecer

Somos seguidores de Jesús Que crecen espiritualmente.

Dios es amor. Él es glorioso, clemente, bondadoso, santo, y perfecto. Dios quiere restaurarnos mientras vamos creciendo en Cristo. Creciendo juntos significa que cada uno de nosotros tomara la responsabilidad personal de madurar en Cristo, mientras que nos guiamos los unos a los otros a Jesús.

Al crecer juntos, vamos a convertirnos en una familia espiritual con fuertes raíces que se entrelazaran entre ellas. Esto pasara mientras que constantemente nos acerquemos a Jesús y aprendamos de Él a través de la lectura de la Biblia, la oración, una vida en comunidad centrada en Cristo, pasando tiempo en silencio, quietud y a solas con Jesús, además de otras disciplinas espirituales.

Estudios bíblicos para leer: