Ir

Somos multiplicadores que van intencionalmente. Dios es un Dios de bendición, y un Dios que mira hacia afuera, y un Dios que envía.

Él quiere restaurar una manera de vivir en donde nos unimos a Él en lo que Él está haciendo en el mundo. Ir juntos significa que dejamos que el Espíritu Santo nos guie a hacer vida con otras personas – en nuestra ciudad, en nuestro país, o internacionalmente.

Esto significa invitar a las personas con las que convivimos, trabajamos, estudiamos y pasamos nuestro tiempo, a ser parte de nuestras vidas, y a los lugares y eventos donde el amor de Dios está siendo experimentado, compartido y comunicado.

Estudios bíblicos para leer: (En Español)